ENTREVISTA A MARÍA HERRERA – Coordinadora de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Clínico San Carlos

En la vida ocurren muchas cosas maravillosas y una de ellas puede ser reencontrar un amor. En esta ocasión el amor hacia una amiga de la infancia que la generosidad del universo me ha permitido volver a encontrar. María Herrera no es solamente la Doctora Coordinadora de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, es también hija, hermana, esposa, madre y amiga.  Y, por encima de todo, María es una persona increíblemente bella y generosa en todas sus facetas como mujer.

Desde el equipo de Silvia Ayuso, agradecemos su generosidad por compartir con nosotros esta entrevista.

¿Qué es para ti la abundancia?

Para mi la abundancia es un sentimiento de bienestar, de plenitud que se deriva de una conexión conmigo, con “mi fuente”, mi esencia, mi eje. Cuando estoy “alineada”, todo fluye, la vida en si se vuelve abundante,   y se llena fundamentalmente de aceptación y de amor por la vida, por mis seres queridos, por mis congéneres, por cada momento en sí mismo.

¿Cuál ha sido tu mayor reto de superación?

Creo que he superado varios, como supongo todas las mujeres. El primero, criarme en una familia eminentemente masculina, rodeada de amor, pero con poco espacio para desarrollarme como mujer y con pocas mujeres para “mirarme”,  lo que no quiere decir que esta circunstancia no me haya aportado otros potentes y maravillosos valores. 

El segundo reto ha sido sumergirme en un proceso profundo de conocimiento y desarrollo personal que sigue día a día, con todos los sinsabores, pero también con la felicidad que conlleva el camino de la conciencia.

Otro reto ha sido, y está siendo, encontrar un cauce profesional que reúna mi formación como médica especialista en la mujer con mi formación como psicoterapeuta transpersonal y psicocorporal, y permita enriquecerse mutuamente a estas dos facetas tan mías de una manera práctica.

Quizá el reto más importante en mi vida ha sido aprender a aceptarme y a atreverme a ser yo misma, a fiarme de mi, de mis intuiciones, experiencia y sabiduría, a reconocerme y a darme confiando (aquí es “confianza” en lugar de “confiando”, o quieres decir confiando? No estoy segura, yo pondría “confianza pero no sé si le quieres dar el otro sentido, que a mí me cuesta entender) como sanadora y como persona.

¿Qué consejos darías a otras mujeres?

Abrir la conciencia y “darse cuenta”, trabajarse los temas socioculturales que todas llevamos impresos profundamente en el alma a través de la educación, la familia (entre otras fuentes) y que nos privan de libertad sin darnos cuenta de ello.

Aconsejo buscar referentes femeninos, que hay muchos, aunque son poco conocidos, empaparnos de ellas, conocerlas y transmitir a nuestras hijas e hijos. Transmitir que ya hay camino hecho en materia de equidad, que no empezamos de cero…

Aconsejo compartir con mujeres y hombres de visión amplia y evitar compañías tóxicas. 

Aconsejo cuidar el alma, a partir de ahí, todo llega.

Si quieres descubrir el increíble trabajo de la Doctora María Herrera en el ámbito del cáncer de mama te recomiendo que visites su blog http://dramariaherreradelamuela.es